¿Formatear un disco borra realmente los datos?
Datos / 24/05/2016

Muchas veces, nos hemos visto obligados a llevar adelante la tarea de eliminar los datos de un disco duro. Esto, puede surgir de la necesidad de preservar la privacidad de una persona que cuenta con un dispositivo de almacenamiento de datos y desea venderlo, o de la necesidad de una empresa de eliminar correctamente los datos referidos a clientes, socios, cuentas, entre otros aspectos. Ante eso, lo más común es dar inicio a una tarea de formateo del disco. Sin embargo, si bien en primera instancia pareciera que sí, es importante tener en cuenta que el hecho de formatear el disco no elimina en realidad los datos que en él se encontraban. ¿Qué es el formateo del disco? Los discos duros, al ser dispositivos de almacenamiento de información, requieren de tener un formato para poder ser utilizados. Sin embargo, un formateo del disco no es suficiente para eliminar los datos en su totalidad.

Destrucción segura de datos
Datos / 09/05/2016

¿Qué es la destrucción segura de datos? Comprender la necesidad de destruir de manera segura y permanente los datos previos es de gran importancia. Así se trate de una empresa que debe destruir la información de sus clientes, o de una persona que busca vender su dispositivo móvil y no desea que el comprador pueda acceder a sus archivos personales antiguos, es muy importante comprender las maneras correctas de destruir los datos y que estos queden eliminados de manera permanente. Muchas veces, se suele acudir a formatear los dispositivos para eliminar la totalidad de los archivos. Sin embargo, esta tarea no los elimina de manera permanente, sino que solamente elimina el sistema de archivos, creando uno nuevo posteriormente. Ni siquiera buscando la destrucción física de un aparato de almacenamiento (como, por ejemplo, un disco duro) garantizaría la destrucción permanente de los datos. Existen diversos métodos y mecanismos para lograr la eliminación permanente de datos y archivos, que están actualmente aprobados por los gobiernos y los organismos internacionales de normalización. Estos mecanismos varían en cuanto a los costos implicados en cada uno, teniendo sus propias ventajas y desventajas. De estos métodos, hay tres que resultan los más conocidos y eficaces:

Cómo calcular el espacio que ocupa la documentación física?
Documentos / 08/05/2016

En muchas ocasiones, disponer de nuestra documentación acumulada en un determinado espacio puede llegar a significar un problema, cuya resolución llevaría mucho tiempo. Para poder optimizar el procedimiento, es importante encontrar la manera de calcular y cuantificar el espacio que ocupa la documentación física, de modo de disponer de ella de la mejor manera, pudiendo, a su vez, proyectar el espacio para futuros documentos. Es muy fácil cuantificar los espacios y medidas ocupados por los archivos físicos, siempre y cuando se tomen metodologías y parámetros apropiados para hacerlo. Para ello, existe una norma conocida como Norma Técnica de Medición de Archivos NTC 5029. Conocer el tamaño de los archivos puede resultar de gran utilidad para distintos fines que van desde organizar, seleccionar, clasificar, restaurar, digitalizar y reutilizar archivos. A su vez, es necesario a la hora de diseñar los espacios físicos en que vayan a guardarse los archivos, según su volumen, peso y proyección de crecimiento.

¿Es recomendable digitalizar todos los documentos?
Documentos / 08/05/2016

A lo largo de los últimos años, la conservación de archivos en formato de papel se ha ido desacelerando, quedando ya como un método de acumulación de documentos obsoleto. A su vez, el hecho de guardar archivos en formatos tales como el papel, conlleva una serie de trabajos adicionales, tales como la medición del espacio, si lo que se busca es optimizar el lugar físico y el manejo de los archivos. En los últimos tiempos, el concepto de “oficinas sin papel” ha cobrado cada vez más fuerza, debido al auge de la digitalización de los documentos y las ventajas que ésta presenta para quienes la adoptan.