¿Formatear un disco borra realmente los datos?

24/05/2016

Muchas veces, nos hemos visto obligados a llevar adelante la tarea de eliminar los datos de un disco duro. Esto, puede surgir de la necesidad de preservar la privacidad de una persona que cuenta con un dispositivo de almacenamiento de datos y desea venderlo, o de la necesidad de una empresa de eliminar correctamente los datos referidos a clientes, socios, cuentas, entre otros aspectos. Ante eso, lo más común es dar inicio a una tarea de formateo del disco. Sin embargo, si bien en primera instancia pareciera que sí, es importante tener en cuenta que el hecho de formatear el disco no elimina en realidad los datos que en él se encontraban.

¿Qué es el formateo del disco?

Los discos duros, al ser dispositivos de almacenamiento de información, requieren de tener un formato para poder ser utilizados. Sin embargo, un formateo del disco no es suficiente para eliminar los datos en su totalidad.

Es cierto que, igualmente, al formatear un disco, éste vuelve a cero; pero no vuelve completamente a cero.

Imaginemos un disco en el que se encuentran escritos los bits: 010101. Al formatearlo, éste se llenará totalmente de ceros. Sin embargo, podremos notar que, en donde antes habían unos (1), los ceros que los reemplazan ahora poseen aún cierto magnetismo residual; magnetismo que puede ser leído por equipos especializados destinados a esta temática. Esto, permitirá a estos equipos especializados deducir que, donde ahora hay ceros, antes había unos, permitiendo incluso recuperar la información. La deducción que surge a partir de la interpretación del magnetismo, permitirá descubrir lo que había antes en el sitio en donde ahora hay un cero (0).

0-22TIhR03-magnetismo1-s-

A través de lo que mencionamos anteriormente, resulta posible para empresas que cuenten con los equipos dedicados a estas temáticas, recuperar los datos que se creían “perdidos” a través del acto de formatear el disco.

Entonces, ¿qué hace el formateo?

El formateo, en realidad, cumple una función específica de volver reutilizables los espacios de los discos duros. Se trata de agarrar un disco y marcar su espacio interno como “reutilizable”.

Al marcar un disco duro como “reutilizable”, la información no se borra, sino que continúa estando ahí, guardada, sólo que tapada. Esto provoca que puedan reconstruirse y recuperarse todos los datos e informaciones que se creían eliminados, a través de una serie de pasos. De hecho, existen determinados programas especiales que se dedican a recuperar los datos de los dispositivos de almacenamiento que habían sido marcados como “reutilizables”. Algunos de estos son, por ejemplo: el PC Inspector, el Handy Recovery y el Easy Recovery Pro. La recuperación de estos datos formateados, por su parte, puede ser llevada a cabo, siempre y cuando no se haya vuelto a escribir por encima del lugar en el que se encontraban los datos anteriores.

Sabemos que es de gran importancia, para las personas individuales y familias, eliminar los datos de los dispositivos que empiezan a dejarse en desuso, de modo de proteger su información personal al deshacerse de ellos.

Por otra parte, en el caso de las empresas, resulta fundamental encontrar un método de destrucción de modo seguro y garantizado de los datos, debido a que son muchas las problemáticas judiciales que pueden provenir consecuentemente del guardado de información, así sea de clientes, asociados, negocios, entre otros.

Sabiendo esto, es fundamental que todos contemos con las herramientas necesarias para lograr un borrado definitivo de los datos, debido a las consecuencias que pueden recaer del hecho de no eliminar la información. Pero entonces, si el formateo no funciona para esto, ¿cómo destruimos, de manera segura, los datos almacenados? Vamos a descubrirlo aquí: http://ironmountaintips.com.ar/destruccion-de-datos/

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *